Uno de los procedimientos quirúrgicos más populares en la actualidad es la liposucción, cirugía que se realiza con el fin de esculpir partes del cuerpo como abdomen, cintura, flancos, muslos, brazos o cuello. Básicamente, la intervención consiste en eliminar los depósitos de grasa acumulada y que se caracteriza por ser prácticamente imposible de retirar con otros métodos como la dieta y el ejercicio.

 

Sin embargo, cuando una persona decide someterse a una liposucción abdominal, es frecuente encontrarse con muchos comentarios contradictorios, que pueden hacerle tener expectativas irreales o miedos sin fundamento sobre la cirugía. Por ello, y para que tengas información verdadera, hoy aclararemos los mitos más comunes:

 

Mito: Es una cirugía para perder peso

Realidad: No, el candidato ideal es una persona dentro del normopeso, es decir, que no tiene un sobrepeso excesivo, ni un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 27, sino que presenta grasa localizada que no ha podido eliminar.

 

Mito: Los resultados son inmediatos

Realidad: Después del postoperatorio viene una fase de reposo e inflamación, así como un periodo en que el paciente debe usar una faja para ayudar a que la piel quede firme y tonificada. Por ello, los resultados pueden verse hasta tres meses después, o incluso más tiempo dependiendo de la zona donde se realizó la liposucción, la cantidad de grasa acumulada, el estado de la piel (es decir, si hay flacidez), edad y sexo del paciente, entre otros.

Mitos sobre la liposucción

Mito: Puede hacerse inmediatamente después del parto

Realidad: La idea de hacerse una cirugía estética tras un parto o cesárea es infundada porque se debe dejar pasar un periodo de reposo y desinflamación natural del cuerpo. Además, en caso de haber sobrepeso, es importante perderlo con una buena alimentación antes de pensar en una liposucción abdominal.

 

Quizás le interese leer: 3 mitos sobre el bypass gástrico que debes saber

 

Mito: Es una cirugía para gente joven

Realidad: Hay personas que piensan que después de la liposucción abdominal la piel quedará flácida, sin tono muscular, pero si se siguen las recomendaciones del cirujano como el uso de la faja, la piel lucirá firme y tonificada.
En la actualidad, cada vez es más común que personas de más de 35 años se sometan a la liposucción, debido a que la piel pierde elasticidad y se vuelve más propensa a acumular grasa. Además, los pacientes suelen combinar varios procedimientos no invasivos para eliminar la celulitis, moldear el contorno corporal y combatir la flacidez.

 

Mito: La anestesia es peligrosa

Realidad: La liposucción abdominal es una cirugía ambulatoria, que no requiere hospitalización ni tiempo de permanencia en la clínica, ya que se usa anestesia local. La sedación la elige el cirujano con base en la cantidad de grasa a eliminar, si es un gran volumen de grasa, puede aplicarse un bloqueo epidural; por ello, lo más importante es acudir con un especialista para asegurarte de que cada fase del proceso será efectuada por un profesional con experiencia en cirugía estética.

 

Si estás pensando en hacerte una liposucción abdominal y tienes muchas dudas, lo mejor es agendar tu cita en Bellphoria, donde nuestros cirujanos plásticos valorarán tu caso, resolverán tus dudas y te ayudarán a alcanzar tu meta de una figura más esbelta y saludable. No esperes más y contáctanos a través de los medios disponibles en nuestro sitio web, con gusto te atenderemos.

 

CONTÁCTANOS

Acerca del autor: Dr. Irving Rodriguez

Cirugía Plástica
El Dr. Irving Rodríguez es especialista en cirugía plástica, estética y reconstructiva, enfocado en belleza y funcionalidad.
Cédula Profesional: #6057880
Cédula Especialidad: #9540291

AGENDA CITA