El bypass gástrico se ha convertido en uno de los tipos de cirugía bariátrica más buscados por pacientes que han tratado de perder peso por métodos convencionales, dieta y ejercicio, pero que no lo han conseguido y, por su nivel tan elevado de grasa corporal, deben buscar una solución que les permita alcanzar su meta de un peso saludable y una mejor calidad de vida.

Al ser una cirugía muy popular, existen muchas ideas erróneas difundidas que pueden causar confusión en las personas que pueden beneficiarse con un bypass gástrico, por ello a continuación te contaremos cuáles son los mitos y realidades de este procedimiento:

“Es una cirugía mayor”

En realidad, el bypass gástrico es una cirugía que se lleva a cabo mediante laparoscopia, lo que significa que es mínimamente invasiva. Consiste en la modificación anatómica del sistema digestivo para obtener un estómago más pequeño, de entre 30 y 40 milímetros, conectado directamente al intestino delgado.

“Tendrás que estar a dieta toda tu vida”

Después de la cirugía hay que seguir un proceso de incorporación de alimentos, pasando por etapas de consumo de líquidos hasta integrar toda la comida, lo que puede durar alrededor de seis meses.

 

Quizás le interese leer: Radiofrecuencia: el tratamiento ideal para lucir un rostro terso

 

Tu cirujano te indicará la alimentación a seguir, pero en general se puede volver a comer todo tipo de alimentos, evitando el consumo de alcohol y bebidas carbonatadas como refrescos, ya que introducen aire en el abdomen y forman gases que ejercen presión sobre el abdomen, provocando que se expanda y se pierdan los resultados de la cirugía.

“No volverás a engordar”

Aunque suena muy lindo pensar que no subirás de peso tras un bypass gástrico, es un mito que puede resultar peligroso, ya que la pérdida de peso no solo depende del cambio en los hábitos alimenticios, sino de ejercitarse periódicamente. Con la cirugía se elimina la parte del estómago donde se produce la hormona grelina, encargada de esa sensación de hambre, pero si el paciente tiene malos hábitos como recurrir a alimentos altos en grasa y azúcares cuando siente ansiedad, probablemente vuelva a hacerlo y puede perder los resultados alcanzados con la cirugía.

Si el sobrepeso se ha convertido en un problema para tu salud, sufres diabetes, hipertensión, colesterol alto o apnea obstructiva del sueño (ronquidos) como consecuencia, una cirugía bariátrica puede ayudarte a mejorar tu calidad de vida.

El amor propio comienza con el autocuidado, por ello te invitamos a contactarnos, en Bellphoria contamos con especialistas en bariatría, quienes te ayudarán a cuidar tu salud y alcanzar un peso saludable.

 

CONTÁCTANOS

 

Acerca del autor: Dr. Jesús Ceja
Dr. Jesús Ceja

Especialista en Cirugía Bariatrica
El Dr. Ceja es doctor especialista en Cirugía General con más de 5 años de experiencia.
Cédula Profesional: #7714003
Cédula Especialidad: #10200443

AGENDA CITA