El confinamiento en casa ha traído infinidad de cambios para las personas que dejaron de acudir al trabajo o la escuela, y que tuvieron que abandonar las reuniones, las salidas de antro, el gym y aquello que conocíamos como una vida normal. A casi un año desde el inicio de la cuarentena en México, podemos ver las consecuencias del sedentarismo en nuestra cintura, cadera, piernas, brazos, e incluso tenemos un mentón doble, que nunca antes pudimos imaginar.

Seamos sinceros: al trabajar o estudiar desde casa se vuelven más frecuentes las visitas al refrigerador, los antojos son incontrolables y es más difícil no caer en la tentación de la comida chatarra, chocolates, dulces o pan. Al mismo tiempo, la indicación de “Quédate en casa”, el cierre de gimnasios o la apertura con un aforo limitado, han propiciado que la actividad física disminuya, por lo que es más que natural haber sufrido un considerable aumento de peso, junto con la pérdida de condición física.

Sin embargo, bajar los kilos ganados en este periodo es posible; incluso, si te lo propones, puedes llegar a tu peso ideal y mantenerte precisamente gracias a que estás en casa, siguiendo estos consejos:

  • Planifica tus menús. Siguiendo las recomendaciones de aislamiento social, salir una vez por semana a comprar los productos de la despensa te permitirá planear el menú de cada día y evitar comida chatarra, galletas, harinas refinadas, frituras, refrescos y carnes procesadas, que no aportan ningún nutriente, pero se almacenan en forma de grasa corporal. Además, al contar con los ingredientes para tus platillos, podrás tener un horario fijo y evitarás los atracones por saltarte comidas.
  • ¡Ponte en movimiento! No poder ir al gym no es sinónimo de quedarse tumbados en el sillón todo el día; puedes incorporar varios ejercicios a lo largo del día: estiramientos al despertar o entre cada clase o videollamada, una vuelta en bicicleta para estirar las piernas, un poco de baile para relajarte, levantar pesas (aunque sean improvisadas con botellas llenas de agua o piedras).
  • Toma jugos de vegetales. Los jugos de vegetales, además de ser saciantes, aportan magnesio, potasio, fibra y vitaminas que complementarán tu alimentación; por otro lado, es una forma más fácil de consumir verduras que pueden no gustarte tanto: espinacas, zanahorias, nopales, y puedes combinarlas con piña, jengibre o limón y darles un sabor muy agradable. Como beneficio adicional, estos jugos son antioxidantes y muy recomendados para comenzar a desintoxicar tu cuerpo después de haber consumido alcohol o comida chatarra.

 

Quizás te interese leer: Tornea tu cintura sin perder volumen en glúteos y busto

 

  • Toma el sol. 10 minutos de exposición solar son clave para la producción de vitamina D, mejorar el estado de ánimo, la apariencia de la piel, la calidad del sueño, entre otros beneficios. Aprovecha ese tiempo para dar una caminata y estirar las piernas durante tu jornada.
  • Toma agua natural. Es el consejo más simple, pero también el más olvidado. Y es que la hidratación es clave para depurar tu organismo de toxinas, reduce la probabilidad de caer en antojos (el cuerpo suele confundir la sed con hambre) y te ayudará a comer menos.
  • Descansa. No se trata de estar tumbados en el sillón viendo series, sino de dormir bien y permitir que tu cerebro descanse. Cuando no dormimos bien, nuestro cerebro entra en estado de alerta y se produce un exceso de cortisol (la llamada hormona del estrés), que se refleja en un aumento de la grasa abdominal.

Si aún con estos consejos no logras bajar de peso, agenda tu cita en Bellphoria: contamos con especialistas en cirugia bariatrica que te ayudarán a mejorar tu salud. Llámanos desde EE.UU. al teléfono (858) 832 4026, desde México al (664) 684 7732 o escríbenos al correo hello@bellphoria.com. Con gusto te atenderemos.

Acerca del autor: Dr. Salvador Medina

Cirugía Plástica
El Dr. Salvador Medina Sánchez es cirujano plástico con más de 18 años de experiencia.
Cédula Profesional: #3535285
Cédula Especialidad: #5461078

AGENDA CITA