La toxina botulínica es uno de los productos más utilizados en medicina estética, a pesar de que sus efectos no son tan conocidos o, mejor dicho, son malinterpretados. En esta entrada del blog de Bellphoria te contaremos qué es esta toxina y sus usos en dermatología.

RESERVA TU CITA DE VALORACIÓN

¿Qué es la toxina botulínica?

Conocida por su nombre comercial: botox, la toxina botulínica es una neurotoxina que se obtiene a partir de la bacteria clostridium botulinum que es causante del botulismo. Se usa en dosis muy pequeñas para aprovechar su capacidad de producir parálisis muscular, la cual se puede aplicar en el tratamiento de condiciones de salud como:

  • Incontinencia urinaria
  • Vejiga hiperactiva
  • Migrañas crónicas
  • Espasticidad (contracciones que causan rigidez muscular)
  • Distonía cervical (contracciones musculares involuntarias de los músculos del cuello)
  • Espasmos en los párpados
  • Sudoración severa de las axilas
  • Bruxismo

En medicina estética, la toxina botulínica se utiliza para el tratamiento de líneas de expresión y arrugas que se producen al gesticular.

¿Cómo actúa la toxina botulínica en medicina estética?

El modo de acción de la toxina botulínica es mediante el bloqueo de la liberación de acetilcolina, un neurotransmisor que envía mensajes a las células nerviosas, musculares y glandulares para controlar la acción de ciertos músculos. La toxina solo actúa de forma local, y la parálisis que produce es temporal, sin afectar otras estructuras nerviosas.

Al bloquear la contracción de los músculos disminuye la contracción del rostro por lo que se reducen las líneas de expresión o arrugas, y se evita que sigan progresando.

Los efectos de la toxina botulínica no son perceptibles de inmediato. Comienzan a notarse tres o cuatro días después de su aplicación, dependiendo de cada persona. Después de este tiempo la musculatura se va relajando, se contrae menos al gesticular, la piel se estira y se ve menos fruncida.

A los 15 días de la aplicación los efectos llegan a su estado máximo, y a partir de entonces podrás lucir un rostro rejuvenecido y con apariencia suave. Algunos especialistas aconsejan acudir a consulta tras este tiempo para evaluar si es necesario un retoque para obtener mejores resultados.

¿Cuánto duran los efectos de la toxina botulínica?

El tiempo en que duran los efectos depende de cada paciente, con una duración de entre cuatro y ocho meses. Cuando el efecto de la toxina pasa, los músculos vuelven a moverse y las arrugas reaparecen. Algunas personas se acostumbran a la gesticulación suave que deja la toxina, y la apariencia de las arrugas es atenuada.

¿Cuándo hacer un retoque?

El retoque depende del tiempo en que comienzan a disminuir los resultados, de la cantidad de toxina botulínica que se utilizó y del tipo de toxina aplicada.

Luego, los músculos vuelven a moverse y las arrugas reaparecen.  Al inyectarle toxina botulínica, es posible que el médico primero frote una crema anestésica en el área para adormecerla. Luego, inyectará el medicamento en determinados músculos faciales. Esto solo tarda unos minutos y se puede hacer en el consultorio del médico.

RESERVA TU VALORACIÓN

¿Soy candidata para la toxina botulínica?

Para recibir las inyecciones de toxina botulínica para tratamiento estético de reducción de arrugas los requisitos básicos son:

  • Ser mayor de 18 años
  • Tener un rostro asimétrico y piel saludable en general
  • No padecer enfermedades neuromusculares como esclerosis múltiple
  • No estar embarazada ni en periodo de lactancia
  • No tener problemas en la piel cerca del área de inyección
  • No tener párpados caídos, en caso de querer reducir las patas de gallo

Beneficios de la toxina botulínica

  • La aplicación de la toxina es con agujas muy finas, realizando infiltraciones directamente en el músculos. Es un procedimiento ambulatorio, rápido y que causa muy pocas molestias ya que se aplica una crema analgésica.
  • Su función es relajar los músculos, no rellenar. Además, el efecto es temporal y no durará por siempre, lo cual es un beneficio porque la sustancia no se acumula ni es nociva para la salud.
  • Su efecto es en la unión neuromuscular, el área donde conecta el nervio periférico y el músculo donde se libera la acetilcolina.
  • La aplicación de toxina botulínica suaviza las arrugas existentes y previene su avance y la formación de nuevas.
  • Se puede aplicar en las cejas, entrecejo, patas de gallo, frente, cuello, zona periocular y peribucal.
  • Se puede aplicar en cualquier temporada del año ya que no requiere cuidados posteriores ni cubrirse del sol.

Toxina botulínica para hiperhidrosis

La toxina botulínica también se usa para tratar la hiperhidrosis o sudoración excesiva, lo cual, si bien no es un problema estético por sí mismo, sí ocasiona incomodidad. En estos casos se puede aplicar en axilas, palmas de las manos y plantas de los pies, donde bloquea a las glándulas sudoríparas y tiene un efecto y duración de los resultados similar.

Si estás considerando aplicarte la toxina botulínica, recuerda que es muy importante que acudas con un especialista para lograr resultados naturales, duraderos, efectivos y satisfactorios. Si vives en Tijuana, ven a Bellphoria, contamos con varios tratamientos faciales, por ejemplo la microdermoabrasión, la radiofrecuencia facial, rellenos dérmicos e inyecciones antiarrugas donde, por supuesto, contamos con Botox.  Nosotros te ayudaremos a alcanzar la apariencia que siempre has deseado.

AGENDA TU CITA

Acerca del autor: Bellphoria Team

El equipo médico de Bellphoria cuenta con más de 40 años de experiencia combinada en distintas especialidades de la medicina para la belleza y bienestar, recibiendo a pacientes internacionales que buscan convertirse en la mejor versión de sí mismos.