Mayo es el mes nacional de concienciación sobre el cáncer de piel. El melanoma es uno de los tipos de cánceres de piel menos frecuentes, pero más agresivos y letales ya que se estima que en Estados Unidos ocasiona más de seis mil fallecimientos cada año.

RESERVA TU CITA DE VALORACIÓN

El cáncer de piel puede ser curado cuando se diagnostica y trata a tiempo, por eso hoy en el blog de Bellphoria queremos contarte qué es el melanoma, cómo se manifiesta y cómo prevenir esta enfermedad.

¿Qué es el melanoma?

El melanoma es un tipo de cáncer de piel causado cuando las células que dan color a la piel (melanocitos) crecen de forma descontrolada. Si bien el melanoma es menos frecuente que otros cánceres de piel, es el más peligroso porque puede propagarse a otras partes del cuerpo, provocar desfiguración y la muerte si no se descubre y trata a tiempo.

Síntomas

El melanoma es un cáncer que se origina en los melanocitos, por lo que las manifestaciones comunes son tumores de color café o negro, cambios de coloración en los lunares o manchas de color rosa, blancas o pálidas.

Si bien los melanomas pueden desarrollarse en cualquier parte de la piel, son más frecuentes en el cuello, el rostro, el tronco y las piernas. En menor proporción se desarrollan en las palmas de las manos, las plantas de los pies o debajo de las uñas, lo cual es común en personas con color de piel oscuro.

En pocas ocasiones se forman melanomas en otras partes del cuerpo como ojos, boca, genitales y ano, pero son muy poco comunes.

Causas del melanoma

Los investigadores han encontrado factores de riesgo para el melanoma, pero no hay causas definidas de la enfermedad. Por ejemplo, la mayoría de los lunares en la piel son benignos y nunca se convierten en cáncer, pero algunos cambios genéticos en las células pueden provocar que se transformen en células de melanoma.

En general, se cree que las mutaciones en el ADN, que pueden ser genéticas o adquiridas, pueden ocasionar que las células cambien y crezcan fuera de control, volviéndose células de cáncer. En la mayoría de los casos, los cambios genéticos relacionados con el melanoma son adquiridos, y no hereditarios.

La causa externa más común es la exposición a la radiación ultravioleta (UV) procedente de los rayos del sol sin proteger la piel, ya sea con bloqueador solar o con sombrero, sombrilla o una prenda delgada. Los rayos UV dañan el ADN de las células de la piel, afectando a los genes que controlan la forma en que crecen y se dividen por lo que las células afectadas pueden convertirse en cancerosas.

Sin embargo, es importante aclarar que en ocasiones el melanoma se origina en partes del cuerpo que no suelen exponerse a la luz solar. Esto suele ser más común en personas con antecedentes de cáncer o de cambios genéticos en su familia.

RESERVA TU VALORACIÓN

¿Cómo se ve el cáncer de tipo melanoma?

El diagnóstico de cánceres de piel le corresponde a un dermatólogo o a un oncólogo. Si descubres cambios en la coloración de tu piel, manchas nuevas que se ven diferentes a otras, o bien, manchas o lunares que están cambiando, sangran o causan comezón, es indispensable acudir inmediatamente con el dermatólogo.

Los especialistas utilizan el método de señales de advertencia ABCDE para detectar el melanoma, donde:

  • A significa Asimetría: una mitad es diferente de la otra
  • B significa Bordes irregulares, ondulados o mal definidos
  • C representa el color, que puede ser marrón, negro, blanco, rosa o rojo
  • D que indica el Diámetro ya que los melanomas suelen medir más de 6 mm
  • E significa Evolución, es decir, un lunar o lesión en la piel que está cambiando de forma, tamaño o color

 ¿Se puede prevenir el melanoma?

Si bien los cambios genéticos en las células no pueden prevenirse, sí hay formas de cuidar la piel de este y otros tipos de cáncer:

  • Limita la exposición al sol, especialmente en las horas en que los rayos UV son más intensos (10 a.m. – 4 p.m.)
  • Usa bloqueador solar
  • Protege tu piel de los rayos con una sombrilla, un sombrero o una prenda delgada y que no te cause demasiado calor
  • Protege tus ojos con gafas de sol que cubran la sensible piel del contorno
  • Evita las camas bronceadoras y lámparas de sol
  • Protege a tus hijos del sol

Además, te recomendamos examinar tu piel regularmente, en especial si te expones mucho al sol. Revisa tus lunares y manchas, de modo que si notas cambios puedas acudir inmediatamente con un dermatólogo. Algunos lunares son más propensos a convertirse en melanoma, por lo que vale la pena tener revisiones periódicas para descartar cambios.

Si no sabes dónde acudir, te invitamos a agendar tu cita en Bellphoria donde contamos con especialistas en dermatología clínica y quirúrgica con tratamientos, cómo inyecciones de Botox en Tijuana, además de tratamientos para cánceres de piel, incluyendo el melanoma. Recuerda que el cáncer puede ser curado si lo enfrentas a tiempo. Contáctanos a través de nuestro formulario para agendar tu cita de valoración, con gusto te atenderemos.

AGENDA TU CITA

Acerca del autor: Bellphoria Team

El equipo médico de Bellphoria cuenta con más de 40 años de experiencia combinada en distintas especialidades de la medicina para la belleza y bienestar, recibiendo a pacientes internacionales que buscan convertirse en la mejor versión de sí mismos.