La piel es el órgano más grande del cuerpo, y al ser la parte visible es nuestra carta de presentación ante el mundo; por ello, un padecimiento que afecte su apariencia estética, además de causar dolor, puede mermar la calidad de vida del paciente. La rosácea es uno de esos padecimientos, y a continuación te contaremos qué es, cómo se manifiesta, por qué se presenta y cuáles son las opciones de tratamiento, acompáñanos a leer.

 

¿Qué es la rosácea acné?

La rosácea es una enfermedad crónica de la piel que afecta a la cara, provocando inflamación, ardor, enrojecimiento, erupciones de pústulas y granos tipo acné en la frente, nariz, mentón y mejillas. Aunque es común que los barros supuren pus, no es una enfermedad infecciosa, por lo que no se contagia.

Si bien afecta tanto a hombres como a mujeres, las mujeres de piel clara son más propensas a la enfermedad, pero en los hombres suele manifestarse de forma más severa, ya que ellos suelen sufrir engrosamiento de la piel y en ambos sexos conlleva un alto impacto en la autoestima.

Se estima que la rosácea afecta al 10% de la población, y que representa entre el 2% y 3% de las consultas dermatológicas; también se sabe que es un trastorno inflamatorio que afecta en mayor medida a personas de mediana edad.

 

Principales síntomas

  • Enrojecimiento facial
  • Ardor e inflamación en la piel
  • Granos con pus
  • Líneas rojizas y delgadas debajo de la piel por el agrandamiento de los vasos sanguíneos
  • Endurecimiento de la piel de la frente, barba y mejillas

 

Además de estos síntomas, muchas personas con rosácea presentan síntomas en sus ojos, párpados y trastornos de la visión, lo que se conoce como rosácea ocular, y en este padecimiento puede presentarse resequedad, irritación, sensación arenosa y enrojecimiento en ojos y párpados debido a telangiectasias, es decir, pequeños vasos sanguíneos dilatados que pueden exacerbarse ante el exceso de alcohol y alimentos picantes o muy condimentados.

 

¿Qué provoca la rosácea?

En general, no hay una causa específica definida, sino factores desencadenantes que detonan los brotes o los agravan, por ejemplo el estrés, la exposición al viento o cambios extremos de clima (especialmente el calor), el consumo de alcohol o tabaco, los baños con agua muy caliente, el tratamiento con corticoides sistémicos y algunos alimentos, como especias picantes.

Además, se ha encontrado una relación genética, ya que alrededor 35% de las personas con rosácea tienen antecedentes familiares de este padecimiento, así como de alteraciones vasculares de la microcirculación, que impiden las tareas de transporte de nutrientes a los tejidos y órganos, y la posterior eliminación de los desechos celulares.

En los últimos años, las investigaciones sobre las causas de la rosácea acné han permitido detectar más factores, como las fluctuaciones hormonales, el exceso de sebo en las glándulas sebáceas y un proceso inflamatorio de desregulación vascular.

 

tratamientos para la rosácea

 

¿Cuándo acudir a un médico?

En las primeras etapas la rosácea suele iniciar con un enrojecimiento facial, que puede ser transitorio o permanente y ocasionado por factores desencadenantes como el estrés, cambios de temperatura, una temporada de abuso de alcohol o de alimentos muy condimentados. En una segunda etapa aparecen arañas vasculares, inflamación, brotes de acné, y en la tercera se inflaman los vasos sanguíneos por los trastornos de la microcirculación en los tejidos, provocando el engrosamiento de la piel o de la nariz.

Acudir con el dermatólogo en las primeras etapas es clave para el control del brote, identificar los factores desencadenantes e iniciar un tratamiento precoz basado en la hidratación de la piel, utilizar cremas con factor de protección solar, así como cosméticos sin alcohol para no provocar irritación.

 

Tratamientos

Lamentablemente, la rosácea es una enfermedad crónica que no tiene cura; afortunadamente no es una enfermedad peligrosa y se puede controlar al conocer los factores desencadenantes, aliviar los síntomas y reducir el nivel de afectación.

Los tratamientos farmacológicos que suelen prescribir los dermatólogos son antiinflamatorios, retinoides, antioxidantes, antibióticos, inhibidores de la vasodilatación, así como productos tópicos con activos hidratantes y calmantes en fórmulas libres de grasa, perfumes y alcohol.

En la actualidad, uno de los tratamientos más innovadores es el de Fotorejuvenecimiento con Luz Pulsada (IPL), que utiliza una fuente lumínica intensa para suavizar las lesiones en la piel y desaparecer los vasos sanguíneos dilatados.

La luz pulsada (IPL) es uno de los métodos más innovadores para atenuar la rosácea acné. Consigue hacer desaparecer los capilares dilatados mediante una fuente lumínica intensa que suaviza las irregularidades, manchas y lesiones de la piel.

Además, la luz pulsada intensa ayuda a devolver la suavidad de la piel de personas con rosácea mediante la estimulación de nuevo colágeno, que repara la piel, la rejuvenece y tonifica, sin causar dolor ni molestias.

 

Cómo cuidar la piel con rosácea

Si bien esta enfermedad no se puede prevenir, las personas con rosácea acné pueden evitar los factores desencadenantes al tener una alimentación balanceada, bañarse y limpiar la piel de su rostro con agua templada y con el uso de productos sin alcohol ni exceso de grasa, además del uso diario de bloqueador solar para reducir el impacto de las radiaciones solares y foto maquillaje para proteger la piel del sol al mismo tiempo que se cubren las manifestaciones y signos como el enrojecimiento, reduciendo el impacto emocional y psicológico de las lesiones.

 

Agenda tu cita en Bellphoria

Si padeces rosácea acné, ya sea en primeras etapas o en una fase avanzada, agenda tu cita en Bellphoria, donde contamos con los dermatólogos que necesitas para diagnóstico oportuno, un tratamiento enfocado en tus necesidades y recuperar tu autoestima. Contáctanos a través del formulario de nuestro sitio web para más información y solicitar tu consulta, con gusto te atenderemos.

 

CONTÁCTANOS

Acerca del autor: Dra. Daniela Gutierrez

Especialista en Dermatología
Dermatóloga y especialista en Cirugía Dermatológica, con más de 11 años de experiencia.
Cédula Profesional: #4214463
Cédula Especialidad: #5928963

AGENDA CITA