México es el tercer país del mundo donde más se efectúan cirugías plásticas, y la segunda más demandada es la mamoplastia o aumento de senos. Sin embargo, la otra cara de la moneda es una situación de la que poco se habla: el dolor a causa del peso excesivo que carga la columna vertebral, y a continuación te contaremos cuáles son los problemas de salud por pechos grandes. ¡Comencemos!

 

RESERVA TU CITA DE VALORACIÓN

 

Dolor y sensibilidad en los senos

Las mujeres con senos suelen tener mayor sensibilidad, especialmente si padecen algún trastorno hormonal, por lo que el más leve contacto puede causar dolor. Incluso la misma ropa o el sostén pueden causar ardor, inflamación y molestia en general, lo cual puede ser crónico o presentarse únicamente durante el periodo menstrual.

 

Más molestias premenstruales

Como mencionamos anteriormente, los cambios hormonales provocan sensibilidad en el busto, y mientras algunas mujeres apenas perciben cambios anatómicos, otras experimentan un aumento evidente en el tamaño de su busto, acompañado por dolores, calambres y una sensación de ardor intenso al menor tacto. Esto es más frecuente en mujeres de pechos grandes y con algún padecimiento hormonal crónico, como síndrome de ovario poliquístico o índices elevados de prolactina.

 

Padecimientos posturales y de la columna

La principal composición de los senos es tejido graso, lo que implica que el pecho sea muy pesado y añada presión a la columna vertebral. Esta sobrecarga suele provocar que las mujeres adopten posturas poco naturales, como la espalda curva ya sea para disimular un poco el volumen del busto, o para sentir menos molestias.

Sin embargo, la postura inadecuada es causante de molestias que van desde dolores de espalda crónicos, hasta lesiones en la columna, especialmente en las cervicales y dorsales, y en el peor de los casos, en una escoliosis o curvatura de la columna.

 

problemas de salud por pechos grandes

Falta de tallas

Si bien la falta de opciones de sostenes no parece un problema de salud, sí puede causar mucha incomodidad ya que las mujeres con un busto muy grande pueden requerir tallas extra tanto en la copa como en la medida de la espalda, lo que agrava la molestia e incomodidad, al tener que usar prendas más pequeñas de lo que necesitan, sostenes sin varilla de soporte, tirantes que se clavan en los hombros y causan rozaduras.

 

RESERVA TU VALORACIÓN

 

Además, los sostenes demasiado ajustados dificultan la vascularización de la zona, provocando a largo plazo una atrofia de la glándula mamaria, lo que conlleva la caída de la mama, flacidez y pérdida de tono muscular.

 

Dificultad para hacer deporte

El dolor de espalda recurrente hace que la práctica deportiva sea incómoda, dolorosa y que las mujeres opten por no realizarla. Esto, además de acelerar la pérdida de tono muscular y flacidez, deriva en un aumento de peso, lo que agrava el problema ya que los senos se conforman por tejido adiposo y, a mayor grasa corporal, más grande es el tamaño del pecho.

Las mujeres con un busto grande, además, pueden sentir incomodidad al practicar ejercicios que impliquen impacto, como el baile, correr, deportes como el basquetbol o el futbol, que ayudan a quemar muchas calorías y mantener un peso saludable.

 

Mayor sudoración

El busto es una zona donde hay sudoración abundante, y al tener un mayor volumen, el sudor se acumula en la parte del pliegue del pecho, lo que puede provocar desde una leve irritación, hasta eccema ya que la piel no puede transpirar correctamente al estar siempre cubierta, y la humedad se acumula a un nivel en que pueden presentarse infecciones fúngicas como la candidiasis cutánea, que causa picazón y mal olor.

 

Asimetría en los senos

En general, nuestro cuerpo no tiene una simetría perfecta, y los senos no son la excepción. Con frecuencia, las mujeres tienen un seno más grande que el otro y en quienes tienen un pecho pequeño esta situación puede pasar desapercibida; sin embargo, al tener un busto prominente la asimetría es más evidente, y en algunos casos provoca inseguridad en las mujeres ya que no solo cambia el volumen de uno a otro seno, sino la ubicación del pezón.

 

Apariencia de mayor volumen corporal

Las mujeres con un busto voluptuoso suelen parecer más robustas de lo que realmente son. En el caso de quienes tienen implantes y un vientre plano, esto no es una problemática, pero las mujeres promedio pueden sentirse muy inseguras al no sentirse cómodas con ropa ajustada.

 

Arrugas prematuras en el escote

Al recostarse o dormir de un lado, uno de los senos cae sobre el que está recargado, lo que hace aparecer una arruga pequeña que, con el tiempo va dejando surcos cada vez más profundos y que suele ser más evidente cuando hay flacidez en el busto, dando la apariencia de más edad.

 

Entonces, ¿tengo que operarme para reducir mi busto?

La cirugía de reducción de busto, o mamoplastia de reducción, siempre es una alternativa. Sin embargo, no es necesario si te sientes cómoda con el tamaño y forma de tu busto. Puedes practicar deportes suaves como la natación o el yoga, los cuales son de gran ayuda para aliviar el dolor de espalda, tonificar los músculos y mejorar tu postura; mantener un peso saludable también te ayudará a no sobrecargar demasiado a tu columna vertebral y reducir tu volumen corporal.

Si tu busto es muy grande y buscas una alternativa para aliviar las molestias, en Bellphoria encontrarás soluciones de nutrición, aparatología y cirugía plástica para que elijas la más adecuada a tus necesidades, para que te veas y sientas bien. Agenda tu cita de valoración con nuestros especialistas cirujanos plásticos en Tijuana, con gusto te atenderemos.

 

AGENDA TU CITA

Acerca del autor: Bellphoria Team

El equipo médico de Bellphoria cuenta con más de 40 años de experiencia combinada en distintas especialidades de la medicina para la belleza y bienestar, recibiendo a pacientes internacionales que buscan convertirse en la mejor versión de sí mismos.

AGENDA CITA




    Quiero que me
    llamen ahora